El martes 07/07 de 4 a 5 pm, a través de las plataformas zoom y facebook, la Fundación Jezreel, siendo consecuente con el objetivo se sembrar valores en la sociedad desde la base fundamental que es la familia, dictó una Escuela para Padres, cuyo tema principal abordado fue el “Juego como Forma de Aprendizaje”.

En medio de las circunstancias actuales se hace necesario mantener el proceso de concientizar a los padres en sus roles, especialmente en cuanto a convertirse en mentores, maestros de sus hijos, para así aprovechar la oportunidad de ser instrumentos en la edificación de sus vidas.

Se trata pues de utilizar el juego como una herramienta de aprendizaje, no solo para los hijos sino para los padres y general para la familia. Algunos aspectos tratados fueron: 

Las características del juego: 

a) Es uno de los motores para el desarrollo del niño. Este todo lo canaliza a través del juego.

b) Es una actividad agradable que nos permite establecer principios y valores. 

c) Todos estamos capacitados para jugar, a cualquier edad, y mediante el juego aprender de forma efectiva. 

d) Permite a los padres canalizar actitudes, habilidades y destrezas de sus hijos.

e) Aprendizaje significativo, lo que se aprende en el juego deja huella y resulta difícil olvidar. 

f) Le permite a los padres modelar el corazón del niño. Siendo este maleable, como cemento fresco, debemos guardarlo de factores externos:  otras personas o dispositivos electrónicos que pueden dañarlos o dejar vacíos.

El juego permite al niño: 

a) Ser parte activa de su aprendizaje 

b) Relacionar teoría con la práctica.

c) Mejorar sus relaciones interpersonales.

d) Vincular educación con juego.

En el desarrollo de la escuela también se abordó un ejemplo práctico, con un campo de juego, figurando beisbol o futbol., y concluyendo: 

1. En un juego hay que hacer una diferencia entre el espectador o seguidor y el practicante o jugador de un deporte.

El seguidor o espectador es el que se encuentra en las gradas o frente el televisor solo criticando las actuaciones de los jugadores, del manager, del árbitro, mientras que el practicante es disciplinado, se esfuerza y sacrifica para obtener buenos  resultados.


Aspectos a considerar en el equipo

1. El entrenador: todo equipo tiene por lo menos uno, conoce sus jugadores, conoce de tácticas y estrategias, tiene una visión general del cuadro, conoce al contrincante o adversario

2. El equipo: tiene estrategias claras en armonía con el entrenador.

3. La Disciplina: a nadie le gusta pero es determinante seguirla, requiere entrenamiento. Disciplinar no es fácil.

4. Entrenar eleva el nivel del juego.

5. La comunicación: esta debe ser bidireccional entre el equipo y el manager para alcanzar el triunfo.

6. En el equipo todos son importantes, todos tienen una función un rol que es de impacto para lograr el resultado. 

Ahora bien, el equipo más importante es La Familia, en ella todos somos practicantes no espectadores. Papá y mamá como capitanes del equipo conocen las estrategias, las fortalezas y debilidades del equipo, pueden ver los contrincantes, por tanto deben propiciar un permanente ambiente de armonía en el equipo, lo cual les dará resultados poderosos: familia feliz y sana.

No olvidemos que el entrenador de los entrenadores es Dios, ante cualquier duda recurramos a Él. Si requieres paciencia y sabiduría para llevar ese equipo de familia, pídele y Él te la dará y con su ayuda saldrás victorioso. 

Por último, si tu hijo quiere hablar préstale atención, fomenta la comunicación, y ten presente siempre el perdón como forma de vida que mantiene una familia sana. 



Deja un comentario